Miércoles a miércoles, desde que comenzó, hace apenas tres semanas, el convite semanal de “Tango en la Calle”, la propuesta gratuita de la Escuela Malajunta con el acompañamiento de la dirección de Cultura que se arma en el Patio del Centro Cívico, sigue sumando vecinas y vecinos de todas las edades que se acercan a la juntada en pareja o solos para escuchar unos tangos, ensayar unos pasos de baile, conversar y pasar un buen rato. En definitiva: Compartir.

Y en ese compartir de cada miércoles de 21 a 23 están mezclados los principiantes, los que tienen experiencia milonguera y también los que se le animan a la pista por primera vez, los que quieren probar el palpitar del 2×4 reunidos en un informal y familiar encuentro, como si estuvieran en el patio de sus casas.

“Tango en la Calle” es una movida que arrancó por el verano -enero y febrero- y que en pocos miércoles se instaló como cita y empezó a crecer desde el boca a boca de los que van y después vuelven a arrimarse con nuevos “fieles”, para abrazar el tango como si fuera una pareja.