Un total de 562 motos y alrededor de un centenar de automóviles, que se fueron acumulando entre 2018 y abril de 2020, serán compactados en fecha a definir, en el marco del Programa Nacional de Descontaminación, Compactación y Disposición Final de Automotores (PRONACOM), informó hoy María Córdoba, a cargo del área de Contralor municipal.
Será esta la cuarta compactación desde que se firmó el convenio de adhesión al programa ProNaCom: la primera compactación se hizo en 2010 y luego hubo otras dos. Según el convenio la tarea debería realizarse cada seis meses, pero la pandemia de Covid-19 impidió que eso ocurra en el último año.
Este año Damas Rosadas, el grupo de voluntariado que trabaja en el Hospital Municipal Dr. Pedro T. Orellana, recibirá la recaudación de la venta de la chatarra. La vez anterior el beneficio recayó en Anín.
Los autos y motos a compactarse corresponden a los vehículos secuestrados por el Municipio y que pasados seis (6) meses, según señala la ordenanza, son considerados abandonados, pero también hay vehículos judicializados, que fueron secuestrados y estuvieron a disposición de la justicia.
Además los propietarios de vehículos en desuso y abandonados en la vía pública pueden presentarse en Protección Ciudadana, en calle Antonio Díaz 55, con la cédula verde o el título del automotor para expresar la entrega voluntaria del mismo. En esos casos, la comuna se encarga de retirarlos de los sitios donde permanecen abandonados, para trasladarlos al predio municipal en Pacheco 50, donde luego se compactan, explicó María Córdoba.
“Esto nos alivia en todo sentido, contribuye a la limpieza, es mejor para el cuidado del ambiente y además nos libera espacio en el predio”, finalizó diciendo.