El Intendente Municipal, Dr. Miguel Fernández, encabezó ayer (miércoles) el acto de puesta en valor de la glorieta de los italianos en el Jardín 901 y anunció la realización de nuevas obras educativas para el próximo año.

El acto se realizó en el patio del Jardín 901 y durante el mismo se presentaron los coros Volver, dirigido por Nicolás Fortunoff y Mester dirigido por Laura Carabelli. Además se vio un espectáculos de luces led. En tanto, los alumnos de la Tercera Sección Sala Amarilla y Sala Azul de ambos turnos realizaron la interpretación de la canción “Argentina te quiero”, mientras que los niños de las salas de tres y cuatro años realizaron expresión corporal con diferentes elementos.

Durante su discurso, Fernández  el “simbolismo” de la obra porque “reafirmar la voluntad del gobierno municipal de apostar firme, fundamental y prioritariamente a la educación de nuestros hijos. Nosotros nos comprometimos a apoyar distintas actividades de la educación para lograr la educación pública de calidad y nos comprometimos a usar el Fondo Educativo para Educación y lo hicimos”.

En ese sentido, destacó la inversión de 4 millones de pesos en la Escuela 9, la obra del CEF 18 y de la Glorieta y “ya hicimos los convenios para 4 obras nuevas el techo del Jardín 908, un aula para la Escuela de Educación Estética, dos aulas en el Centro Polivalente y una obra en el CFP 401, a lo que sumaremos la ampliación de dos jardines maternales”.

El mandatario siguió y enumeró “una política de inclusión e inversión en docentes y auxiliares para que nadie se quede afuera de un jardín maternal” y también se refirió a la política de créditos universitarios y la creación de la residencia estudiantil que habían sido votados en el HCD “sin educación no existe el futuro que todos anhelamos. Lo que estamos haciendo es tan simple como cumplir con la palabra”, dijo.

Fernández agradeció a “los pintores, albañiles, electricistas y carpinteros que trabajaron de gran manera” y a las autoridades provinciales que comprometieron fondos para la obra.

Antes, la directora del Jardín Mónica Shutering destacó la historia del 901 “que fue el primer jardín” de la provincia y que tiene en su patio “una glorieta de 1926 construida por los italianos”. También subrayó la tarea de la comunidad educativa, la Provincia y el Municipio para su puesta en valor nuevamente “cada uno tomó el compromiso con la historia, con la educación y con la sociedad devolviendo a la comunidad un espacio que es parte del patrimonio de Trenque Lauquen”.

La glorieta de los italianos fue construida en 1926, en un predio que poseía esa comunidad, por inmigrantes italianos. Arduino Zoppelletro y Rachi fueron los constructores.

Esta glorieta conformaba el centro del Prado Italiano, lugar de encuentro social a principios de siglo pasado. Nació con el objetivo de ser el escenario de distintos eventos sociales y culturales de la ciudad.

Está emplazada en el terreno del Jardín 901 que fue creado en 1935 por iniciativa del profesor Jaime Glattstein. El Jardín fue declarado monumento histórico provincial  por ser el primero de la provincia. El Concejo Deliberante en el año 2002 agregó la glorieta al catálogo de patrimonio cultural de Trenque Lauquen.