Más allá de las interrupciones de las últimas dos semanas por los feriados de Navidad y Año Nuevo y sobre todo por las frecuentes lluvias que se están dando en una época en la que no son habituales, la dirección de Espacios Verdes organizó un esquema de corte y mantenimiento del césped que incluye ramblas, plazas, parques y terrenos municipales.

En los lotes privados que no están debidamente cuidados, la tarea de corte de pasto se realiza luego de que sus propietarios hayan sido notificados e infraccionados por la dirección de Protección Ciudadana, y se les carga el costo del trabajo.

El ing. agr. Federico García, director de Espacios Verdes, explicó que el objetivo, si el tiempo lo permite, es hacer un corte semanal en cada rambla y espacio público: Los operarios asignados a cada sector comienzan los lunes y tienen que finalizar el viernes, para que el lunes siguiente esté pasando nuevamente por el mismo lugar.

“Como el ritmo de crecimiento del pasto depende mucho de las lluvias, cuando hay exceso de días de lluvia, el lapso entre cortes puede llegar a ser un poco mayor, pero la meta es que nunca exceda los siete días hábiles entre cada corte”, explica García.

El funcionario agrega que cuando las precipitaciones disminuyen y por ende el crecimiento del césped es más lento, “se aprovecha el mayor tiempo que empezamos a disponer para hacer cortes de seguridad y mantenimiento en canales pluviales y ochavas de caminos de tierra urbanos, así como tareas de poda verde en arbolado urbano siempre que corresponda”.

Cada operario abocado a la tarea de corte de césped trabaja seis horas diarias para completar su circuito y como pueden surgir contratiempos e imprevistos que retrasen la tarea -además de lluvias, rotura de máquinas, entre otros inconvenientes), se avanzará en horas extras y en la posibilidad de trabajar los sábados para ajustar la agenda los más rápido posible ante eventuales desfasajes.

La capacidad de trabajo promedio de una mini cuadrilla de operarios (tractorcito y bordeadora) es de 15 ramblas por mañana, con posterior lavado y reacondicionado de las herramientas para la próxima jornada de trabajo. Trenque Lauquen tiene actualmente 616 ramblas o bulevares.

En el área de Espacios Verdes trabajan más de 80 personas: administrativo (1), capataces (2), mantenimiento de arbolado joven (2), regador de arbolado pùblico (1), pintura de juegos de espacios públicos (1), mecánicos de tractorcitos y bordeadoras y fumigación (2), vivero (5), tractorista (1), podadores (3), serenos (4), Cementerio (10, de los cuales 3 son bordeadores, 1 tractorcito y el resto es personal de mantenimiento y sepelios), armado de escenarios, gradas, sillas, entre otras tareas (3), placeros (17),  14 Tractorcitos (2 Roland, 4 Granjeros y 8 Pouland) y 17 bordeadores.

 

VIVERO

García informó también que en la temporada se entregaron a productores agropecuarios 5.679 árboles del vivero municipal, de los cuales 205 fueron Alamos Piramidales y el resto Alamos de Copa. Se trata de ejemplares que se utilizan para hacer de cortinas cortavientos y crear montes de sombra para la hacienda. Pero algunos también son plantados en espacios públicos grandes.

En el vivero municipal se hizo el primer trasplante de árboles producidos de semilla para ser empleados en arbolado público. Los mismos tendrán tamaño adulto para trasplante en dos años más y serán colocados en ramblas y veredas de la ciudad cabecera.

Además, en lo que a arbolado se refiere, pero en lo que hace al casco urbano, el plan de forestación de este año abarcó 126 ejemplares de Sófora, 100 de Plátano, 135 de Fresno Rojo, 420 Alamos de Copa, 128 de Fresno Americano, 50 de Roble Americano, 100 de Roble Piramidal y 50 de Roble Europeo.