Personal y maquinarias municipales están trabajando en el ingreso al Parque Pastor, en Blandengues y Uribarri, en una obra de gran envergadura que consiste en el recambio de los caños de desagües pluviales por otros de mayor diámetro, lo que permitirá un mejor escurrimiento en el sector.

Las intensas lluvias registradas a principios de año provocaron daños en el puente vehicular –que por precaución permanece cerrado al tránsito pesado- y la rotura de uno de los caños de los desagües. A raíz de esta situación, el Municipio tomó la decisión de realizar una obra de importancia y colocar cañería de mayor tamaño.

“Las tareas comenzaron la semana pasada pero las gestiones vienen desde hace tiempo con la compra de los caños, y necesitábamos que el clima nos acompañara para poder avanzar con la obra”, informó esta mañana (jueves) la directora de Conservación de Caminos Urbanos del municipio, Luciana Bortolussi.

Acerca de los trabajos, explicó que “estamos colocando tres filas de caño de 120, cuando antes eran de 80, así que aumentamos un poco la capacidad del cruce; después que terminemos con la colocación de los caños procederemos a tapar, y nivelar; lo que nos va a demorar un tiempo va a ser la creación de las pantallas laterales”.

También señaló que “contemplamos en esta obra la posibilidad de ensanchar un poco más el puente que era un poco angosto, así que la idea es que quede un puente de cinco o seis metros para el tránsito”.