El equipo de Salud del Hospital Municipal Dr. Pedro T. Orellana elaboró un instructivo especial para la atención y circulación en los comercios con atención al público, que incluye a propietarios, empleados y clientes:
El contenido del documento es el siguiente:
• Es importante recordar que el virus se propaga principalmente de persona a
persona.
• La alimentación no es una fuente de contagio. No es necesario hacer la compra con
guantes.
• Sólo debe acudir a los comercios una persona por grupo familiar.
• Concurrir con la lista de necesidades para minimizar el tiempo de estadía en los
comercios.
• Respetar la prohibición de no fumar dado el mecanismo de Trasmisión del coronavirus.
• También se ruega a los clientes que eviten toser y, en caso de hacerlo, se tapen la boca con la zona interior del codo.
• No concurrir a los comercios si tiene síntomas por otra situación.
Para las zonas dirigidas al cliente, y en las que se producen interacciones trabajador/comprador,
se debe garantizar la distancia mínima de un metro en todo momento, señalizándolo debidamente y con carteles informativos.
• En caso de superarse en momentos puntuales, el resto de clientes deberán esperar fuera para entrar y comprar.
• Dado que algunos virus pueden sobrevivir en las superficies, la implementación de medidas de limpieza y desinfección frecuentes y exhaustivas puede ayudar a eliminar los virus de las superficies y objetos que se tocan con frecuencia.
• Esta limpieza debe ser frecuente en áreas de “alto contacto” del comercio, como
teclados, botones, bolígrafos, carros, pantallas táctiles, picaportes, etc.
• Los comercios deben ventilarse.
Asimismo se debe capacitar a los empleados sobre la importancia de:
– La higiene de manos como medida efectiva y garantizar el acceso a los elementos de higiene.
– No tocarse la cara.
– La técnica adecuada de tos.
– Los síntomas de coronavirus.
Los dueños de los comercios deben ajustarse a los lineamientos y recomendaciones del Poder Ejecutivo y de las autoridades sanitarias en el marco de la pandemia.
Referido a sus empleados deben considerarse aquellos con comorbilidades que se ajustan al listado del DNU para cuidar la salud de los mismos.