La directora del Hospital Dr. Pedro T. Orellana, Nora Grinberg, y la Dra. Isabel Fernández Quintana, responsable del área de Epidemiología del centro de salud, brindaron precisiones sobre la situación epidemiológica del distrito, los cambios que se plantean desde Nación y Provincia en cuanto a los criterios a tener en cuenta para definir un caso sospechoso y, al igual que el Intendente Miguel Fernández, apelaron a la responsabilidad comunitaria para contener el brote, en la conferencia de prensa de esta mañana (lunes) en el despacho del Jefe comunal.
“No todos los convivientes se contagian, hay distintos aspectos a tener en cuenta como las características personales, la carga viral y el tiempo de contacto”, comenzó explicando Fernández Quintana, ante una pregunta concreta referida a saber si el Caso 0 (un agente penitenciario de Bolívar que presta servicio en la Unidad Penal 20 Las Tunas), no habría contagiado el virus a una persona con la que convive y que se considera contacto estrecho.
Al respecto el intendente Fernández agregó: “Se estima que aproximadamente un positivo contagia a alrededor de 3 a 5 personas, quiere decir que no se contagia a todo el mundo”.
Asimismo la Dra. Grinberg explicó que “en toda infección hay una tríada: el agente viral, las condiciones del medio ambiente y las condiciones de quien recibe, es decir del huésped” y a modo de ejemplo señaló que “yo puedo estornudar en el auto, tengo tres personas a la misma distancia y no todos se contagian”.
Después se presentan dos situaciones: “Quién adquiere una infección puede ser que nunca tenga síntomas pero puede contagiar o que empiece sin síntomas y después haga síntomas, esto es importante desde el punto de vista clínico pero desde el punto de vista epidemiológico lo que se estudia son las poblaciones no los casos por separado, por eso se habla de un alta clínica y de un alta epidemiológica, es decir que puede sociabilizar sin ningún riesgo incrementado”.
También aclaró que “a partir del sábado Nación cambió la definición de caso, ampliando la cantidad de síntomas; en principio, Provincia adhiere pero no tenemos todos los lineamientos al día de hoy”, aclaró para advertir que “es altamente probable que con la nueva definición tengamos más casos sospechosos”.
En este punto Fernández sostuvo que “si se amplía la cantidad de sospechosos se necesitará llevar a cabo más tests”.
Consultada la Dra. Fernández Quintana sobre cuándo se da el alta a un paciente que fue positivo de Covid-19 dijo que “el alta (clínica y epidemiológica) se da a los diez (10) días” de haber cursado la enfermedad, a lo que el Intendente agregó: “Si el paciente no tiene fiebre en las últimas 48 horas se le da de alta sin testeo, según marca el protocolo provincial”.

. “LA TERAPIA ESTÁ LLENA”
En este marco la directora del Hospital Pedro T. Orellana, Nora Grinberg comentó que “la Terapia Intensiva del Hospital está llena de pacientes no Covid-19, no es para asustar, pero forma parte de lo que es conciencia”.
Insistió en la necesidad de “ser conscientes para evitar riesgos innecesarios que requieran utilizar recursos de salud, tanto en el ámbito público y privado” y remarcó que “hay que tener en cuenta que cuando el personal de Salud se enferma, que no nos ha pasado a nosotros, se han cerrado instituciones de salud y se han dado derivaciones”.
Al respecto el Jefe comunal buscó llevar tranquilidad al asegurar que “los respiradores están, porque tenemos una buena cantidad más allá de los cuatro que se están usando en Terapia Intensiva”, y también hay disponibilidad de camas en caso de que haya un aumento de casos confirmados.
“Los hospitales siguen funcionando porque la gente se sigue enfermando de otras cosas -añadió-, entonces usemos todo lo que tenemos de la manera más juiciosa posible”.