La licitación privada 2 de 2018 convocada para el 5 de febrero será el último paso para la puesta en marcha del horno pirolítico en el futuro Polo Ambiental, predio del Prolim, donde la estructura ya está concluida y sólo resta la extensión de gas, por lo que la compra de los caños a través del mecanismo mencionado será la conclusión del proceso de recambio de este equipamiento tan importante para el tratamiento de residuos patológicos.

La licitación publicada por la Municipalidad convoca a empresas interesadas en proveer los caños y la instalación con un presupuesto oficial de 890.000 pesos. El pliego de bases y condiciones se debe retirar de la Oficina de Compras del Municipio.

El Prolim cuenta con dos hornos pirolíticos que fueron adquiridos en el año 1995, es decir hace 23 años. Fueron reparados en varias oportunidades y su vida útil se agotó hace varios años. Estos hornos sirven para el tratamiento de los residuos patológicos de carácter hospitalario como jeringas, guantes usados, restos de sangre, fluidos, restos de órganos, elementos cortopunzantes contaminados y todo aquel material que haya tenido contacto con microorganismos potencialmente patógenos. Con la incineración se obtiene la eliminación absoluta de los gérmenes y tóxicos sin dañar el medio ambiente ya que las cenizas que quedan luego del proceso son estériles e inocuas.

La estructura del horno pirolítico fue concluida el año pasado. Se trata de una estructura de 16 por 20 metros (320 mts2), cubiertos con conexión de gas industrial e instalación eléctrica industrial.

Además cuenta con dos portones, una altura desde los 5 a 7 metros y también habrá oficinas y una sala de control. Son 320 metros cuadrados de galpón y 25 de oficina. Dos playones para el lavado y recepción de los vehículos de 220 metros cuadrados cada uno.

El Horno se había adquirido en junio de 2016 a través de la licitación pública Nº 5. La inversión en aquel momento fue de 3,6 millones de pesos y la construcción del edificio demandó 1,9 millón de pesos. Ahora se le agregan otros 900 mil pesos.

La puesta en funcionamiento del horno pirolítico es uno de los aspectos clave en el marco del proyecto del Polo Ambiental Integral que la Municipalidad inició en 2016 y pretende desarrollar a lo largo de los próximos años.

En el Polo Ambiental Integral se asentarán diferentes emprendimientos municipales relacionadas a la separación y ordenamiento de residuos sólidos urbanos y su puesta en valor para la comercialización como así también iniciativas relacionadas a la investigación y desarrollo.

Contacto

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

×

Sugerencias Consejo Asesor de Ambiente y Agroquímicos

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Sugerencias

×