Personal de la Dirección de Zoonosis y de Contralor realizó un operativo que culminó con el decomiso de mercadería alimenticia por falta de controles bromatológicos.

Así lo informó la titular del área de Zoonósis, Rosario Guarrochena, quien destacó el trabajo conjunto con la Dirección de Contralor a cargo de Martín Serantes.

“Nosotros colaboramos con el área de Contralor porque había un vendedor ambulante que venía salamines caseros y bondiola sin controles bromatológicos. El vehículo en el que se movilizaba no estaba habilitado, se le retiró la mercadería, se hizo la inspección, un acta y decomiso por no estar apta para el consumo”.

Dijo que “todo alimento que ingresa a Trenque Lauquen debe pasar por Casilla Bromatológica y esta no tenía ningún tipo de examen sanitario”. Agregó que es un riesgo “la compra de chacinados que no se compren en comercios y que no tengan etiqueta con datos sanitarios” por la triquinosis o alguna otra afección que podrían producir. “Los vecinos pueden informar a la Municipalidad si ven gente que vende comida sin controles”

Contacto

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

×

Sugerencias Consejo Asesor de Ambiente y Agroquímicos

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Sugerencias

×