La Zanja

Su nombre recuerda la zanja que hizo construir Adolfo Alsina para “contrarrestar” el avance de los indios.
El paraje nació con la llegada de la red ferroviaria de Trenque Lauquen a Toay en 1897.

Sin ejido municipal, la población estuvo compuesta por una colonia ferroviaria y el resto por una colonia agrícola ganadera del señor Virgilio Gregorini.

El primer poblador fue Carlos Rosaschi, nacido en 1887. Llegó solo a La Zanja cuando todavía no paraba el tren, en una carreta tirada por bueyes.

Una de las primeras casas de comercio fue la de Antonio D’ambrosio, que abrió sus puertas en 1906. Posteriormente, llegaron los talleres de herrería y carpintería de Massoti; la fábrica de leche Oberti, Breza y Cía; y el Almacén de Ramos Generales de Ruiz Galán y Cía.

El 30 de julio de 1931 se creó la Escuela Nº 19. El edificio que ocupa actualmente fue construido por orden de Gregorini.

La primera directora del establecimiento fue Elenteria Saenz de Moranda.

El 23 de agosto de 1931se creó el Club Social y Deportivo La Zanja, cuyo primer presidente fue Antonio Loinaz.

En 1933 se realizó la primera gran fiesta en el galpón de la Estación.

Con la ley del desalojo llegó el ocaso para La Zanja. Algunos concretaron el sueño de tener su propia tierra y otros emigraron a Trenque Lauquen.

Contacto

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

×

Sugerencias Consejo Asesor de Ambiente y Agroquímicos

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Sugerencias

×